Sintomas de averias en la bomba de frenos del coche

La bomba de frenos del vehículo es la encargada de que la fuerza que ejerce el conductor sobre el pedal del freno, se transforme en presión hidráulica e igualmente debe tener la capacidad para que al soltarse, el freno se libere. Con frecuencia sufre del deterioro de sus anillos flotantes y retenes por contaminación, desgaste o mal mantenimiento del sistema.

Cuando los retenes del émbolo secundario son los perjudicados, habrá comunicación entre las cámaras y una parte del recorrido de trabajo será absorbido sin que se produzca presión; en cambio, al tratarse del émbolo primario, es posible que su eje sea la vía de fuga del líquido de freno. En ambos casos, la bomba no podrá producir suficiente presión para que el sistema funcione correctamente.

Las señales más comunes de fallos en la bomba de freno son:

  • Poca firmeza del pedal y exceso en su recorrido, lo que sucede cuando se conecta una de las cámaras con la parte trasera del émbolo que le corresponde.
  • Pérdida del líquido de freno al exterior, la cual suele notarse en la unión de la bomba con el servofreno.
  • Ineficiencia al frenar; esto sucede cuando el circuito de freno no tiene la presión suficiente.
  • Permanecer frenado, aun estando liberado el pedal, y esto se debe a que no se libera la presión del sistema a causa de que los émbolos de la bomba no retroceden bien.

Comprobaciones que se realizan para el diagnóstico de la bomba de freno

Lo primero a realizar es una inspección visual; asegúrese de que no existan grietas o fugas del líquido de frenos en la unión del servofreno o en la del depósito. Cuando el coche tiene servofreno hermético debe inspeccionar la parte trasera de la bomba; si la hermeticidad de la pieza la genera el cuerpo de la bomba por medio de una junta, el líquido se fugaría al interior del servofreno, luego sería succionado por el motor y solo notará la diferencia por el descenso del fluido en el depósito.

Otra forma de comprobar fallas en la bomba sería separarla del servofreno; posteriormente, estando el motor apagado, hay que mantener presionado el pedal de freno para chequear si se evidencian fugas. Tanto en el caso anterior como en este, si se determina que hay una avería, habría que desinstalar la bomba y reemplazarla.

Para reducir los gastos de la reparación podría comprar en piezasdesegundamano.es los repuestos que amerite. La solicitud que haga es enviada a diversos desguaces de España, y si decide aceptar alguna de las ofertas, en muy poco tiempo obtendrá su pedido.