El motor de arranque del coche y su limpieza

El motor de arranque es una de esas piezas que no es habitual que presente fallas, sin embargo, hay ocasiones en las que se presentan problemas que pueden ser evitados de manera sencilla. Es recomendable mantener este componente limpio y no forzarlo, para que así permanezca en buen estado. Su funcionamiento es algo momentáneo, ya que solo se encarga de ayudar a poner en marcha al motor de combustión interna.

Una de las mejores maneras de prolongar su vida útil es apelando al sentido común; si el contacto hace un chirrido al girar la llave, pero se mantiene sin arrancar, el forzarlo continuamente o dejarla girada ejerciendo fuerza no hará más generar una rotura o acrecentar el fallo interno que esté presentando. Otro contratiempo que se puede crear es quemar el rotor por la insistencia sobre el arranque.

El retirar la llave a la fuerza o sin haber apagado el motor, son otras conductas inapropiadas para su preservación. Cuando la llave está en el interior del contacto y gira, hay un relé que empuja la corona hacia el motor del vehículo; por ello hacer ese tipo de acciones podría ocasionar que se atasque. Una de las averías recurrentes es el desgaste de las escobillas y la suciedad que llega a almacenarse en el interior del motor de arranque.

En caso de querer intentar limpiarlo por su cuenta, no estaría de más valerse de papel y lápiz para tomar apuntes sobre cada elemento que retire sobre cómo y dónde se localiza. Antes de proceder a abrirlo recuerde desconectarlo de la batería para evitar quemaduras o una descarga eléctrica.

¿Cómo se limpia el motor de arranque?

Una sencilla brocha mojada en gasolina es lo ideal para limpiar el motor de arranque, así se desprenden fácilmente las impurezas que se almacenan dentro y se elimina la carbonilla dejando todas las piezas lubricadas al mismo tiempo. Antes de regresar a su lugar los elementos que haya retirado durante el proceso, séquelas con cuidado con un trapo de algodón; también lije con un cepillo especial para metales todas las superficies que contengan óxido, sobre todo en los bornes.

Existen múltiples sprays que sirven para lubricar los diversos componentes del motor de arranque, el uso de este tipo de productos, además de que la máquina trabaja cómodamente, previene los desgastes. Si la máquina tiene un daño considerable, es preferible reemplazarlo; podría buscar uno de segunda en un desguace de citroen, Mazda, Volkswagen, o la marca que requiera. Por medio de una central de desguace sería lo ideal, ya que le informan dónde conseguir lo solicitado.