Fotografía y su aprendizaje

fotografíaLa fotografía mi pasión, amo el amanecer es el momento donde encuentro mi paz, soy creativo, agradecido y lo mejor es que tengo mi cámara a mi lado para poder llevarme un pedacito de lo que veo.

¿A qué sabe el sol? fue la pregunta que un niño le hizo a su maestra en medio de la clase mientras ella le daba a probar diferentes frutas y especias para que el niño desarrolle su sentido del gusto, un sentido que le permitirá junto al oído y al tacto poder desarrollarse en un mundo que le impidió ver con sus propios ojos, la sorprendida maestra en ese momento no supo cómo contestar la pregunta, al rato decidió sacarlo del salón y llevarlo al techo del colegio, le pidió el niño que extendiera sus manos y que abriera su boca y sacara la lengua, le preguntó: dime tú ahora ¿a qué sabe el sol? y él respondió que sabía muy bien y que era calientito.

La fotografía otro modo de vivir

El descubrir y el experimentar es algo básico y esencial para la supervivencia del ser humano y el hecho ser un no vidente no le limita a una persona esa posibilidad sino que al contrario la multiplica, es muchas veces la sociedad quien no le da la oportunidad de llevar una vida “normal“.
Cuando escuché esa historia me pregunté ¿Qué pasaría si los no videntes aprendieran a tomar fotografías?, ¿es eso posible? la respuesta es sencilla: en el mundo ya existen muchos fotógrafos que son ciegos, woow eso me motiva y mi cabeza empieza a dar vueltas.
Alberto Sierra, guatemalteco perdió la vista cuando tenía 22 años y eso no le impidió ser un fotógrafo reconocido y cómo él dice tal vez nunca ve sus fotografías pero si las siente. La fotografía es más que una profesión es más bien un liberador del alma, nos ayuda a apreciar el mundo y a motivarnos por conocerlo, nos permite ser agradecidos con lo que está a nuestro alrededor tanto así que lo queremos capturar con nuestra cámara.
¿Qué pasaría si los fotógrafos compartiéramos nuestra pasión por tomar fotografías con los demás? la pasión no solo las fotos ¿Qué pasaría si usáramos la fotografía como un medio para dar esperanza y un camino a la gente que cree que no la tiene? He podido ver frente a mi a miles de alumnos aprendiendo a lo largo de mi carrera y de las cosas que más he amado es poder llevar la fotografía a poblados indígenas distantes, incluso aunque no hablemos el mismo idioma, a cárceles de máxima seguridad, a barrios pobres y a ciegos. ¡La fotografía puede cambiar vidas! eso pude comprobarlo cuando conocí a Sandy Puc con su proyecto de tomarle fotografías a niños que murieron al nacer, ella entra al hospital se dirige a la habitación y le regala una sesión fotográfica a los papás con su bebecito muerto en brazos, suena terrible pero eso ha ayudado a muchas familias a tener un recuerdo y a sanar de una mejor forma esa pérdida.

La fotografía la pasión por montera

Para poder enseñar fotografía a ciegos empecé a conocer mi cámara primero, pero con los ojos vendados, a saber interpretar los sonidos que hace pero sobre todo me di cuenta de la importancia de la conexión que debe existir con mi entorno.
A los ciegos se les puede enseñar a usar la cámara en modo manual, con enfoque manual incluso si pones los números en el sistema Braille para que ellos lo puedan leer y si no en modo automático. Lo cierto es que lo más importante para ellos no es el tomar la fotografía si no encontrar una excusa para romper el hielo y comunicarse con los demás.
La experiencia para uno como fotógrafo es maravillosa pero estoy seguro que lo es más para ellos y nada se puede comparar al momento donde se muestran las fotografías en una exposición, ponemos al fotógrafo justo a la par de la fotografía colgada y le pedimos a la gente que cuando se acerque a verla le diga al fotógrafo lo que ve, eso fue inspirado en la película Amelie si la vieron sabrán a qué me refiero.
Es hermoso cómo podemos dar luz con la fotografía, invito a todos a reflexionar de cómo podemos ayudar a los demás, inspirar, dar un sentido de vida y quién quita una profesión. Un fuerte abrazo a todos.

Desde niño siempre me preguntaba el ¿por qué teníamos tantos sentidos? en un momento llegué a pensar unos eran más importantes que otros cómo la vista, hasta que entendí que todos estaban allí por alguna razón y era para nuestra propia supervivencia. En mi carrera cómo fotógrafo he decidido aprender todo lo que pueda de mi mismo y de mis propios errores, que por cierto han sido muchos, es un proceso personal que le he llamado “Sharashka“ (algunos ya saben un poco de el) este aprendizaje me ha llevado a forzarme y a presionarme en todas las áreas, por ejemplo he tomado fotografías de noche en plena naturaleza sin linterna no importando si eso incluye alguna caída, o he trabajado durante horas con los ojos vendados, es muy normal también que vaya manejando con la cámara a un lado tratando de controlarla sin verla, solo tocándola, todo esto me ha permitido desarrollar a mis otros sentidos y poder tomar decisiones mucho más rápido de lo que podría si solo me basara en lo que ven mis ojos.
Todo es importante: podrías tomar fotografías solo con tu tacto, aprendiendo donde está cada función, tu olfato, tu gusto, todo te puede ayudar a ser más perceptivo y eficiente si lo hacés de manera consciente.
Y ¿qué pensás de tu oído? no se si me estoy volviendo loco pero las cámaras hablan y tienen mucho, mucho que decirte, seguí leyendo:
1: Aprendé a escuchar el sonido que hace la cámara cuando ponés el lente: Ese “clic“ es muy importante porque si ponés el lente y no lo escuchás vas a ver como este se cae al suelo en un momento (ya me ha pasado) o simplemente por el hecho de estar desconectado no podrás cambiar el diafragma desde la cámara y las señales de error pueden venir. Entonces todo lente que se monta debe hacer un clic.
2: ¿Estás de noche y estás tomando fotografías a mano alzada? pues es muy fácil saber con tu oído si la fotografía te va a quedar movida o no, pues en las largas exposiciones escuchás dos sonidos bien separados entre si un tac y luego un tac, que hayan dos sonidos separados es bueno si estás usando un trípode, pero ya solo con escucharlo estando a mano alzada, debés saber que tenés que aumentar el tiempo y posiblemente el ISO.

Yo siempre insisto que si estás usando trípode siempre deberías usar el temporizador o timer (si es que no tienes un control remoto externo) esto con el fin de que tu fotografía no te salga movida, pero al día siguiente se te olvida que dejaste el temporizador encendido, pues si escuchás una serie de ti, ti, ti, tititititititi es porque lo tienes activado y si presionás el botón del temporizador podés cancelar la fotografía.

Las cámaras vienen también configuradas de fábrica para que podás escuchar un Tiiiic para saber cuando ya enfocó, muchos lo desconectan pero es algo muy útil para poder tener la certeza que ya podemos tomar la fotografía sin problemas.

A veces vas a escuchar el sonido del lente volviéndose loco como si fuera una lavadora, pues esa es la señal de que el enfoque automático no está trabajando bien.

Uno de los sonidos que más detesto es cuando se levanta el flash de la cámara, si la usás en automático lo vas a estar escuchando muchas veces (que horror jejeje) pero si estás trabajando en modo manual y lo escuchás es porque presionaste el botón de levantarlo sin querer.

Hay cámaras que son muy ruidosas y debás aprender a ver si ese sonido puede molestar, me ha pasado de hacer el ridículo en un graduación por usar la ráfaga, era tan ruidosa que todo mundo me volteó a ver, otra vez asusté a un caballo con ese sonido y casi me clava sus patas encima, por lo general ese sonido proviene del levantado del espejo así que podés probar buscar la función que lo levante antes de tomar tu fotografía o puedes ver si tu cámara tiene el modo silenciador en el disparador.

Algunas veces vos querés tomar una sola fotografía y si escuchás tac, tac, tac es porque se están tomando varias fotografías y tienes la ráfaga encendida.
A veces hay sonidos que solo pasan una vez como el que hace cuando la cortinilla del tiempo se rompe ¡es terrible! pero el escuchar te va a permitir saber qué debés buscar y corregir. Un piloto siempre debe escuchar su motor y un fotógrafo siempre debe escuchar su cámara, un fuerte abrazo.
1. Decile a adiós a los filtros, en especial ese filtrucho UV que te lo venden solo porque quieren hacerte pagar más, dicen que protege pero ¡son puras mentiras! he visto caer al suelo lentes con filtro y sin filtro y lo único que se ha roto ha sido el filtro, además tu calidad de enfoque se muda de casa, no pretendás proteger tu cámara sabiendo que el enfoque se pierde por un 15%, 30% o 50% ¡eso no puede ser! Si querés proteger tu lente usa el “tapa sol“ o hood todo el tiempo.
2. Peor que usar filtro es cargar tus lentes sucios, todo el tiempo debés cuidar que esté limpio, lleva un paño, líquidos y siempre que los limpiés inicia del centro hasta llegar a las orillas así si queda algo de suciedad será a los extremos. Verificá la limpieza antes, durante, durante, durante y después que tomes fotografías.
3. Si tenés una cámara digital no pretendás enfocar manualmente viendo en el visor, he conocido mucha gente que lo hace y cuando les pregunto ¿de 10 fotos cuántas te quedan enfocadas? responden que una o dos, ¿qué queeeeeeé? no te las querás llevar de superman, con el enfoque no se juega, usá el modo automático cuando haya buena luz.
4. Recordá esto y es fácil: ONE SHOT o AF-S es cuando nada se mueve, genial para monumentos, retratos y flores. AI SERVO o AF-C es cuando las cosas se mueven y es ideal para deportes, pasarelas de moda o cuando vas en un auto. ONE SHOT o AF-S es donde normalmente deberás tenerlo ya que es el que menos batería consume. Nunca lo usés en AF-A o AI Focus eso es para los que no quieren tener el control.
5. Un gran error y que lo veo siempre es que mucha gente tiene seleccionados todos los puntos de enfoque creyendo que con eso sale todo enfocado ¡NOOOOO eso no es cierto! eso lo que quiere decir es que la cámara va a seleccionar lo que a ella le interesa más y lo demás lo va a dejar fuera de enfoque, por favor siempre debés trabajar en punto único y antes de cada fotografía debés mover ese punto hasta llegar a donde quieres enfocar.
6. Nunca enfoqués en el centro y luego movás tu encuadre es un error que incluso los profesionales cometen, cuando movés tu encuadre ya perdiste tu enfoque. Repito: selecciona siempre antes de tomar cada fotografía tu punto de enfoque, siempre es siempre y antes es antes.
7. Cuando tengás mala luz usa el Liveview (si lo tenés) y mirá tus fotos desde la pantalla, allí si podés enfocar en manual pero siempre acercándote con la lupa para ver que este quede perfecto.
8. Si tu cámara tiene Focus Peaking usálo, este te muestra bordes de colores en los objetos que están enfocados, es una gran ayuda.
9. Si tu cámara no toma una fotografía estando en buenas condiciones, la única razón por la no lo hace es porque no ha enfocado bien, listo ya sabes cuál es el problema.
10. Cuando comprés lentes verifica que estos sean Ultrasónicos o de alta velocidad, si tienes Nikon aseguráte que pueda enfocar en automático según el cuerpo de cámara que tengas.
11. Cuando hagás fotografías de grupo nunca pongás a nadie a los extremos de la fotografía, no van a salir enfocados, tu visor te muestra una especie de recuadro que es donde están los puntos de enfoque, allí te está diciendo qué es lo que si va a salir enfocado ¿ves? Si trabajas en eventos compráte un lente muy angular, es mejor recortar lo que no querés a que alguien salga deforme y desenfocado. Cuando tengo dos o más personas siempre elijo a cuál quiero enfocar, no pretendo tener todas enfocadas.
12. Aprendé a diferenciar lo que es una fotografía movida de una desenfocada, me he dado cuenta que es un error típico y si no lo sabés distinguir cuando estás trabajando vas a cometer errores trágicos.
13. Evitá usar diafragmas muy cerrados (f16, f22, f29, f32, f36, etc.) si tu sensor o lente está sucio se va a notar, además que la calidad se va al basurero.
14. Recordá esto: si hacés retratos entonces el enfoque es en los ojos, si los ojos no te quedaron enfocados, no la usés, no la tratés de rescatar, no la publiqués ¡listo! la fotografía no sirve.
15. Una fotografía puede tener buena iluminación, buena composición, buena historia, pero si está fuera de foco no sirve, no hay consuelo.
16. Cada foto tomada debe ser revisada dándole play y acercándote con la lupa hasta el fondo, así sabrás sin engaños que quedó bien, no esperés a llegar a casa.
17. Practicá antes de un evento o de un trabajo tu capacidad de enfocar rápidamente, tu capacidad para cambiar el punto de enfoque y tu capacidad para revisar rápidamente si tu fotografía quedó bien enfocada.
18. Comprá un magnificador de pantalla yo uso uno marca Hoodman y me ha servido para enfocar de manera precisa usando el Liveview de mi cámara.
19. Nunca tomés una sola fotografía ¡toma 10, 20, 100! Eso te va a salvar, si una te quedo mal enfocada la otra no.
20. En postproducción reenfocá tus fotos, si se trata de un rostro hacélo con una brocha de ajuste así solo enfocás en las partes importantes como los ojos y los labios.
21. Averiguá todo lo que podás acerca del Sweet Spot o Punto Dulce, vamos es un concepto fácil: un número en tu diafragma donde tu lente tiene mejor nitidez que el resto de los números f.
22. Si podés empezá a comprar lentes sin zoom ¡así es! los de focal fija como el 24mm, 35mm, 50mm, 85mm, 100mm, 135mm esos son los que tienen calidad absoluta al carecer de partes móviles y elementos extras.
23. Si el enfoque automático se vuelve loco tratá de enfocar a otra cosa que tenga mejor iluminación.
24. En un paisaje amplio es mejor enfocar a la mitad de distancia, cuando se trate de estrellas enfocá al infinito.
25. Si estás de noche o si estás usando flashes usa linternas o pantallas de celular para enfocar.
Espero que estos consejos sean de utilidad para vos. Ser profesional es fácil si tan solo tienes la actitud de serlo. un fuerte abrazo.
Iván Castro

Procura seguir estos pasos para mejorar tu calidad de principio a fin.
1. Debes configurar tu cámara para tomar fotografías en el Espacio de Color Adobe RGB no en SRGB ya que el primero captura un mayor espectro de color. Desde ya te recomiendo que te pongás una meta, no preguntes ¿donde está? búscalo en tu cámara y si no lo encontrás luego de una buena búsqueda por todas las funciones es porque de seguro no está, pero trata siempre de hacerte vos las preguntas y encontrar vos las respuestas.
2. Como una cosa obligatoria y no me cansaré de decirlo: si tu cámara toma fotografías en formato RAW para ti no puede existir otra opción, si te interesa más el ahorro del espacio que la calidad y el control de la imagen podés comprar una cámara sencilla, trabajar en modo automático y liberarte de problemas.
3. En tu cámara procura tener ajustado los perfiles a Neutro o Standard con el Contraste en lo más bajo que se pueda, Nitidez en lo más bajo y La Saturación a la mitad de la mitad eso te va a permitir ver en la pantalla de tu cámara cómo vas a ver las fotografías al abrirlas en la computadora ¡al fin no hay engaños!
4. Tanto la pantalla de tu cámara como la pantalla de tu computadora deben estar a la mitad de brillo para poder ver la exposición lo más acertado posible. Te voy a decir algo que tal ves nunca pensaste y es que tus ojos todo el tiempo están compensando la luz, si tu le haces caso a lo que ven tus ojos vas a estar mal porque cuando es de noche tus pupilas van a estar más abiertas y por lo tanto tus fotos se van a ver súper claras y bien expuestas cuando le das play a la pantalla de la cámara y en realidad no lo están, cuando es de día por el contrario tus fotos las vas a ver muy oscuras en la pantalla, si confiás en lo que ven tus ojos y lo corregís vas a sufrir cuando estés editando, no te engañes tu ojo miente pero un histograma no.
5. Hacé el compromiso de siempre revisar la luz en tu foto antes de tomarla midiendo con la regla de exposición y luego de ser tomada viendo el Histograma, aprendé a leerlo es tan fácil como leer un termómetro.
6. En tu computadora busca editar tus fotografías en el Espacio de Color Prophoto RGB ya que cubre más del espectro de color que SRGB y ADOBE RGB. Cuando editas sumas más información de color y de luz esa es la razón por la que tus fotos pesan más, si tu Espacio de Color es mayor (en este caso Prophoto) tenés más campo para guardar esa información.

 
7. Si tus fotografías las tomaste en RAW debés editar en 16bits de color si no estás trabajando por gusto, no hay nada como editar sin descomponer la calidad de tu imagen.
8. No te des permiso de editar en tu computadora sin ver tu histograma el siempre te dirá cuánta luz es la correcta, nunca confiés en ver solo a la foto porque las pantallas mienten y muchas veces tu emoción también, el histograma te presenta la luz dividida en oscuros, grises y claros y lo mejor que podés tener es más información en el centro ósea los grises, averigué todo lo que podás acerca del histograma.
9. No se donde imprimás pero una cosa que debés hacer es pedirle a la persona que te atiende que te dé el archivo del “perfil de ajustes de impresión“ según la máquina donde se va a imprimir, eso te va a solucionar todos los problemas del mundo si los acompañás de los pasos anteriores, si imprimís en tu casa en el CD de instalación se encuentra ese archivo.
10. En orden de mantener la calidad te recomiendo grabar tus fotografías en formato .tif y sin compresión pesen lo que pesen, si la empresa que te imprime las fotografías es profesional ellos van a aceptarte ese formato. Si lo haces en JPG recordá este tutorial no es para ti.
11. Considerá exportar tus fotografías en CMYK para impresión y en SRGB para redes sociales, así verás tus fotografías cambiar tanto aunque es normal pues ninguna superficie es igual.
12. Un buen consejo es que antes de publicar una fotografía te la mandes a tu mail y la abrás en tu celular, tu tablet, tu televisor o la computadora de alguien más así sabrás que todos podrán verla bien, hacélo por lo menos una vez así vas creando un flujo de trabajo óptimo, hay que ser exigente y critico a la vez.
13. También sería bueno que le tomaras fotografías a una de tus fotos ya impresas y así podás comparar en pantalla cuánto ha perdido o ganado de principio a fin.
14. Cómo fotógrafo debes estar pendiente de cada proceso, puedes leer mucho pero nada se compara con lo que vos aprendás, ahora que has visto que tienes un problema lo que te queda es prestarle atención y no cansarte hasta que lo resolvás, probá cada paso, mira si te sirve, creá tu propia ruta, escribíla y tratá de seguirla siempre. Si tienes una sugerencia adicional o quieres corregir algo estás más que bienvenido.

No existe nada cómo tener una cámara en nuestras manos, poder capturar lo que vemos y sentimos, estoy seguro que todos tenemos una foto a la cual amamos y nos llena de orgullo, este arte es tan gratificante y al parecer tan bien valorado que nos tienta vivir de ello, hacer todos los días lo que amamos es como una canción en RE menor. Al principio todo parece indicar que tenemos futuro, vemos los likes venir y también los comentarios, tenemos amigos preguntándonos por nuestros precios para sesiones o eventos y uno que otro aprovechado que lo quiere gratis pero igual es una buena señal, a la gente le gusta lo que hacemos. Si nos atrevemos a cobrar podemos darnos cuenta que aunque no sea un precio alto es mucho más de lo que ganamos en el trabajo rutinario mes a mes. Seguimos dando pasos y creamos una fanpage que grita que somos fotógrafos, pero ¿qué raro? Entre más avanzamos menos clientes tenemos, nos cotizan pero no nos contratan y esto está pasando en el mismo momento en que renunciamos del trabajo “estable“ Auuuuch. Muchos tiran la toalla y regresan a la rutina otros siguen intentando e intentando pero el estomago no se engaña con sueños, el hambre y las limitaciones se hacen evidentes. Tienes a tu mamá insistiendo que busques un trabajo formal y en cierto momento le das la razón. ¿Qué pasó? ¿Acaso la fotografía no era un buen negocio? Te digo la verdad ¿quieres saber la verdad? Ya no lo es ¡lo dije!, ¡lo dije! no lo puedo creer, respiro y me siento tranquilo. La fotografía dejo de ser un gran negocio si es que alguna vez lo fue, no en realidad nunca lo fue, la idea del negocio fotográfico tradicional era tomar fotos pasaportes por unos cuantos centavos o fotografiar eventos por los mismos escasos centavos. Luego vino la democratización de la foto, así es ¡cámaras para todos! cámaras digitales y teléfonos que hacen fotos fantásticas y que nos permiten mostrar nuestro trabajo a través de las redes sociales, redes que nos permitieron conocer también héroes fotógrafos que si ganan millones, viajan por el mundo y hacen lo que quieren. Ellos nos han servido de inspiración y ejemplo, queremos ser como ellos, que National Geographic nos llame un día o que El Moma nos pida unas cuantas fotos para exhibirlas pero, nada pasa ¡nada! ni siquiera los clientes de sesiones y eventos ellos… ya no nos llaman más. ¡Es la competencia!, ¡hay demasiados fotógrafos!, dirán algunos ¡eso no es cierto! En este mundo hay muchos músicos pero solo pocos tienen éxito, así que para encontrar tu lugar en la fotografía debes entender cuál es el secreto del éxito, ok, ok ahora si tengo tu atención ¿verdad? Solo dame un segundito que estoy escuchando una canción que me encanta, cómo soy viajero esta canción me inspira: -No me regalen más libros porque no los leo, lo que he aprendido es porque lo veo- vamos canta conmigo jaja… LALA… LALA… -y me fui tras de ti persiguiendo mi instinto, si quieres cambio verdadero pues camino distinto- PAUSAAAAAAAAAAAA creo que Calle 13 tiene algo que decirnos a todos los fotógrafos, si queremos tener un lugar debemos hacer las cosas de diferente forma. En otras palabras hacer lo que otros fotógrafos hacen, poner tu negocito de fotos tamaño cédula y pasaporte no te va a permitir lograr nada. Realmente te quieres ver dentro de algunos años como esos viejitos que solo te dicen –suba la cara, no cierre los ojos- ¿no verdad?

 
Desde el momento en que tomas la fotografía, paciencia piojo que la noche es larga jajaja, tómate todo el tiempo para tomar la fotografía, oblígate a usar siempre trípode aunque sea de día porque este te obligara con el solo hecho de aflojar, corregir y apretar a estar siempre pendiente de tu encuadre. Es que seamos claros no se valen los cables eléctricos en una fotografía a menos que sea parte del mensaje. Nunca te sientas mal si tomas 100 fotografías o más para lograr una buena, debes sentirte mal si no hiciste todo lo que podías para lograrla. No existe nada peor que escuchar a un fotógrafo disculparse por los errores cometidos mientras te muestra su trabajo lo que no hiciste no lo hiciste y no creas que Photoshop lo podrá arreglar todo. Acércate lo más que puedas mi ex jefe Manuel Sanchinelli (QDP) siempre decía que el zoom es la herramienta de los haraganes y siempre pienso en esas palabras, caminar, moverse, cambiar de encuadre es esencial para un buen trabajo. Si hay elementos que no puedes eliminar siempre hay formas de esconderlos por ejemplo a veces tengo una columna o un poste de luz en mi encuadre y lo que hago es buscar un árbol o cualquier cosa para taparlo. A veces hay que ser ecológico para tomar buenas fotos si ves basura tirada en tu paisaje recógela te estás haciendo un gran ahorro en Photoshop y un gran favor al planeta. Si estás de noche y hay una luz que te molesta tápala con tu mano o con tu cuerpo así no te sale su destello en tu foto. Cuando tengas tu foto en horizontal es el momento de tomarla en vertical. Aprende de ángulos: Nadir, Cenital, Picado, Contrapicado y Dutch te lo dejo de tarea. Exígete todo lo que puedas, es mentira que vas a regresar a tomar la fotografía y si lo haces todo habrá cambiado (clima, estado de ánimo, etc) Recuerda esto: un fotógrafo exigente siempre va a lograr lo que busca.